Estos 6 escritores amaban los deportes

La imagen del escritor aislado del mundo del entretenimiento o deportes, como una especie de nerd condenado (o disfrutando) del ostracismo, ha sido una constante en la imagen que nos vende la mediática, pero no ha sido igual en la realidad. Te presentamos a continuación 6 escritores cuyo amor por el deporte, algunos buenos deportistas incluso, les hace particularmente interesantes.

Escritores que amaban los deportes

Escritores que amaban los deportes

J. R. R. Tolkien y el tenis

El famoso autor de una de las sagas más conocidas, El Señor de los Anillos, era un practicante consagrado del tenis, incluso algunas versiones ubican una lesión de tobillo de Tolkien a la edad de 40 años, como el momento en que, sin poder practicar y obligado a permanecer en casa por la lesión, este inició su famosa saga. No se conocen datos exactos sobre su participación en torneos locales ni nada similar, pero sí hay referencias de que era un buen y constante jugador de tenis.

John Irving era un luchador

Todos somos luchadores ante la vida, pero Irving destacó de manera específica en la lucha libre, una práctica que en los años 60, cuando Irving fue peleador, no era tan suave y llena de trucos como ahora, por lo que puede presumirse que el autor era realmente un hombre fuerte y temible, al enfrentarse a otros hombres igual de fuertes, ha tenido que adquirir habilidades y fortalezas particulares, gran complemento para alguien con su creatividad.

Virginia Woolf practicaba cricket

El deporte inglés por excelencia. En este caso no tenemos referencias de Woolf como practicante en su edad adulta, pero su padre llegó a mencionar en varias ocasiones, que Virginia y el resto de sus hijos disfrutaban de manera rutinaria de una partida de cricket, una manera divertida y sana de terminar el día.

Vladimir Nabokov

Este magnífico escritor fue también un magnífico deportista. Hablamos de que alcanzó tal nivel que Vladimir Nabokov llegó a ser instructor de tenis y también de boxeo, formando a jóvenes talentos en su tiempo libre.

Pero fue en el fútbol donde más destacó, llegando a participar en equipos conocidos para su tiempo, además de declararse amante del deporte y de su posición favorita, en la portería.

Albert Camus y el fútbol

Albert Camus adoraba jugar al fútbol

Al igual que Nabokov, Albert Camus era un portero nato, con talento natural y un gran desempeño, pero tuvo que abandonarlo al contraer tuberculosis, de no haber sido así, quizás tuviésemos algunas referencias suyas como jugador profesional, ya que los conocedores de esta faceta aseguran que estaba encaminado a grandes logros en el deporte rey.

Lord Byron

Poeta reconocido en todo el mundo, Lord Byron no se detuvo en un defecto de nacimiento que le hacía cojear. Byron resaltó como gran nadador, actividad que adoraba casi tanto como escribir, en sus propias palabras.

Pero como deportista era bastante integral, practicando también esgrima, equitación y cricket.

En resumen, aunque las referencias a los escritores y su aislamiento de la sociedad, la soledad que les acompaña en su inspiración, son atractivas, la realidad es que muchos de los mejores alternaban el oficio de escribir con la sana práctica deportiva.

 

Deja un comentario